Cuando todo es nada

No llegué a ser más que el juego prohibido –y sólo por ser prohibido- que desapareció a la luz del nuevo sol.

El amor y las mentiras pueden acabar con todo, incluso con la mejor amistad.

Anuncios

About this entry