Tan solo fermiones

Cuando te des cuenta de que no hay ni buenos ni malos, ni vencedores ni vencidos, ni gloria ni humillación, ni éxito ni fracaso, te darás cuenta de que el mundo es gris y de que la poesía es una mentira y la Luna no nos arropa cada noche tras su velo de plata.

Anuncios

About this entry