El chico triste

Hace un tiempo tuve una época un poco agitada en la que me salieron pocas cosas bien, para sobrellevar todo me refugié en la melancolía y la tristeza, era un papel que me iba bien, era fácil ser un alma que erraba pesadumbrada por un mundo demasido cambiante, el chico triste que te hacía reir decían. La soledad de la velas a la luz de la Luna fue mi refugio, los poemas sobre las mentiras, mi herramienta para llenar de olvidos mi corazón. Era sencillo, un trágico destino.

Creo que se está acabando ese tiempo, que el mundo vuelve a brillar. Voy a intentarlo, a ver que tal se me da.

Anuncios

About this entry