Sombras de la nada

Pobres ilusos, creen que tienen el poder de destruir la Tierra, cuando no son más que un ínfimo acontecimiento en su historia. Creen que tienen que cuidar la Tierra cuando lo único que tienen que hacer es cuidar de sí mismos, piensan que contaminando los mares, las montañas y los ríos destruyen la Tierra y sólo se están aniquilando ellos mismos. Pobres ilusos, si destrozan los ecosistemas terrestres sólo arrasarán su casa y se habrán sentenciado a muerte. Más tarde, la Tierra volverá a florecer, porque no tienen capacidad para extinguir o crear la vida.

Y millones de años después, cuando la Tierra sea sólo un recuerdo que nunca existió, en algún lugar del universo nacerá otro punto azul pálido.

Anuncios

About this entry