A estas horas

Son algo más de las 20:30 en el último piso del número 11 de la Avd. de la Constitución. Desde la ventana de mi habitación oyen a los pájaros piar, como si despidieran el día. Y dos o tres de ellos cruzan una y otra vez el estrecho pasillo que me separa del edificio de enfrente. La tarde se alarga en esta época del año, sabe a los últimos días, sabe a verano.

La tarde del viernes los rayos de luz cruzaban las puertas traslúcidas de la facultad dándole a la entrada un halo especial. No había nadie, un bedel que acompañaba al silencio. Yo estaba solo en la biblioteca, fuera el Sol bajaba lentamente. Estas tardes me recuerdan a las últimas tardes del curso, cuando todo está terminado, silencioso, vacío, lleno de vida.

Estas tardes me ponen contento, el atardecer siempre suele hacerlo.

Anuncios

About this entry