Poeta de manos vacías

Hace unos días me dijo que me contradecía constantemente y que era un egocéntrico y un vanidoso y un poeta de mentira. Yo sonreía satisfecho, al menos me había escuchado.

Anuncios

About this entry