Apostilla

Lo que echo de menos es la complicidad de alguien que me comprendía.

Anuncios

About this entry