Tardes

Ya llegan las tardes oscuras. Tardes de frío y lluvia. Tardes solitarias aunque estés rodeado de gente, silenciosas aunque estés hablando con tus amigos, en las que los silencios duelen como puñaladas porque los sientes como lo hacías en los viejos tiempos. Tardes sin ocasos, tardes sin Sol. Tardes de otoño con sus melancólicas horas, tan tristes que ni los árboles se las quieren quedar.

Anuncios

About this entry