Estadios

El critianismo sacralizó la vida, la hizo algo único e irrepetible. Creó el miedo a la muerte al separar el mundo de los vivos y los muertos, y hacer angustioso y desconocido todo lo que no sea la vida. El mensaje de paz y amor de Jesús fue distorsionado a uno de miedo y culpa para controlar a las personas.

Aunque no creo que el miedo sea algo malo, es el sentimiento básico de los animales. El error llega cuando consideramos un mundo de muertos oscuro y terrorífico, un mundo de demonios y espectros malvados. La muerte es sólo un paso más en el ciclo de la materia. La vida es inherente a la muerte.

Más que miedo a la muerte tendría miedo a vivir demasiado. Miedo a tener una vida que no valga la pena vivir. Miedo a que la guadaña de las parcas no corte el hilo de mi vida a tiempo. Miedo a esperar a la muerte. Miedo a morir en vida.

¡Oh, dolor tras dolor! ¡Oh, Muerte, por qué a veces no llegas a tiempo!

Anuncios

About this entry