Do

Pasaría mi vida entera sentado en aquel banco
si tuviera un oboe que abrigara a mi alma en las noches de frío
y unos ojos que escucharan estas historias

Anuncios

About this entry