No country for middling men

El problema es que aún no he aceptado que soy un tipo mediocre, que estos aires de poeta melancólico no son nada. Es inútil apuntar más alto. A la gente como yo sólo nos queda esperar algún golpe de suerte. Si es que llega.

Anuncios

About this entry