Que una sonrisa

Podría hablarte de sus ojos verdes, de sus labios, de sus mofletes llenos de pecas, lo podría hacer una o mil veces. Te contaría como la imagino a lo lejos, cruzando el pasillo, con la mirada absorta en poemas perdidos. Te contaría como se le escapó aquella sonrisa, todo lo que nunca le diré o nunca podré decirle.

Anuncios

About this entry